FRISOS

Las molduras se obtienen de una elaboración secundaria de las maderas, Hay muchos tipos de molduras. Según su finalidad: frisos de madera, tarimas de madera, parquets, decking de piscinas, rodapiés; pero también los sobremarcos para las puertas y las cantoneras para las esquinas; o los junquillos para los cristales; todos éstos son tipos diferentes de molduras que nosotros fabricamos o comercializamos. Sin querer ser exhaustivos, presentamos una selección de los usos principales que se le da a la madera como fabricados.

Queremos mencionar el hecho de que cada tipo de madera es recomendable para un uso concreto. Por ejemplo, si pensamos en tarimas, hay que inclinarse por las maderas tropicales, ya que son mucho más duras que las otras. Si pensamos en revestimientos, optaremos mejor por frisos de abeto o de roble porque son más ligeros y son más fáciles de colocar con grapas, etc. Para las molduras de las puertas el sapelly es el rey debido a que, por sus características, es una madera que se trabaja muy bien y que es muy resistente, elegante y duradera. Todos estos elementos nos ayudan a definir el destino final de una madera determinada en nuestra carpintería doméstica.

Si quiere profundizar en los usos técnicos y comerciales de las maderas, y sobre sus propiedades y características, puede pinchar aquí.

Frisos (3)

57. Friso de Abeto

Frisos (5)

58. Friso de Abeto Miel

Frisos (6)

59. Friso de Abeto Mbero

Frisos (2)

60. Friso de Abeto Blanco

Frisos (4)

61. Friso de Abeto Nogal

 
Frisos (9)

62. Friso de Sapelly

Frisos (10)

63. Friso de Iroko

Frisos (8)

64. Friso de Roble

 
Frisos (7)

65. Friso de Oregón

 

Solicitud de presupuesto

Datos enviados correctamente.
Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información